Take charge of your health. Sign up for HealthyWomen newsletters:
Diseases & Conditions
Find out more about:
woman holding a clipboard

Lista de verificación de los síntomas de la apoplejía

Created: 07/26/2010
Last Updated: 03/11/2014

Share on:

¿Qué es la apoplejía?

Ocurre una apoplejía cuando los vasos sanguíneos que llevan oxígeno y nutrientes al cerebro se encuentran bloqueados por un coágulo (accidente isquémico) o se desgarran (accidente cerebrovascular hemorrágico). Cuando esto ocurre, parte del cerebro ya no sigue recibiendo el oxígeno que necesita y los tejidos de esa zona empiezan a morir.

Los accidentes isquémicos transitorios (Transient ischemic attacks, TÍA) producen síntomas parecidos a los de la apoplejía, que desaparecen poco tiempo después de su inicio y no producen daños duraderos. Aún si sus síntomas desaparecen totalmente, es muy importante que haga un seguimiento con un profesional de cuidado de la salud para que investigue su riesgo de sufrir una apoplejía en el futuro.

Señales de advertencia de la apoplejía

  • Adormecimiento o debilidad repentina de la cara, brazo o pierna especialmente en un lado del cuerpo
  • Confusión, problema para hablar o entender a otros en forma inesperada
  • Problemas inesperados para ver con uno o los dos ojos
  • Mareo repentino, pérdida de coordinación o equilibrio o problemas para caminar
  • Dolor de cabeza repentino sin causa aparente


Qué debe hacer si cree que está sufriendo una apoplejía


Si experimenta cualquiera de los síntomas de advertencia mencionados, llame al 9-1-1 y diríjase a un hospital a la brevedad posible. No espere para ver si sus síntomas mejoran o desaparecen. Hay tratamientos disponibles y cuanto más rápido llegue al hospital, mejores son las posibilidades de un resultado positivo.

Factores de riesgo para una apoplejía

Los factores de riesgo son acumulativos, por lo que disminuir aunque sea uno de ellos disminuirá su riesgo general de sufrir una apoplejía.

  • Edad: Las posibilidades de sufrir una apoplejía se duplican aproximadamente por cada diez años de vida después de cumplir 55 años. Además, los investigadores han detectado un repentino aumento de casos de apoplejía en mujeres entre 40 y 55 años de edad que puede relacionarse con factores metabólicos de riesgo, incluyendo el mayor peso abdominal y la diabetes. Hay también ciertos factores de riesgo que corresponden directamente a mujeres de menos de 55 años (ver a continuación).
  • Antecentes familiares: Si un padre o madre, abuelo o abuela, hermana o hermano ha tenido apoplejía, usted tiene mayor riesgo de tenerla también.
  • Antecedentes étnicos: Según la Asociación Nacional de Accidentes Cerebrovasculares (National Stroke Association), los afroamericanos sufren apoplejías antes en sus vidas y tienen dos veces más de posibilidades de morir de una apoplejía que las personas de origen caucásico. Los hispanos estadounidenses y los nativos estadounidenses también tienen mayor riesgo de sufrir apoplejías. Para estos grupos, las tasas más altas de factores de riesgo tales como tensión arterial alta, diabetes y obesidad pueden ser responsables de las tasas altas de apoplejías.
  • Apoplejía previa o TIA.
  • Tensión arterial alta: La tensión arterial alta es la principal causa de la apoplejía y el más importante factor de riesgo controlable.
  • Cardiopatía o infarto anterior: La cardiopatía, incluyendo la enfermedad arterial, la enfermedad coronaria, la insuficiencia cardíaca y la fibrilación auricular, pueden contribuir a aumentar el riesgo de sufrir una apoplejía.
  • Fumar: El fumar cigarrillos por sí solo constituye un riesgo de importancia para la apoplejía. Cuando se utilizan anticonceptivos orales en combinación con fumar cigarrillos, el riesgo de una apoplejía aumenta enormemente.
  • Dieta deficiente: Las dietas con alto contenido de grasas saturadas, grasas trans, colesterol y/o sodio pueden aumentar el riesgo de una apoplejía. Por el contrario, una dieta que contenga cinco o más porciones de frutas y vegetales por día puede reducir este riesgo.
  • También: La diabetes, drogas o abuso en el consumo de alcohol, colesterol alto, obesidad, inactividad física o anemia drepanocítica pueden todas aumentar el riesgo de la apoplejía.


Factores de riesgo especialmente importantes para mujeres menores de 55 años.

  • Migrañas: Las mujeres que sufren de migrañas con trastornos visuales tienen 10 veces más probabilidades de sufrir apoplejía.
  • Anticonceptivos orales: Las mujeres que toman aunque sea una píldora anticonceptiva con bajo contenido de estrógeno tienen dos veces más probabilidades de sufrir una apoplejía.
  • Otros factores de riesgo: Las enfermedades autoinmunitarias, incluyendo la diabetes tipo 1 o lupus, los trastornos de coagulación, la administración de la terapia de reemplazo hormonal, el mayor peso abdominal, los múltiples abortos o embarazos.


El contenido de este texto se produjo con el apoyo de una subvención de Genentech.

Will you help us by taking this short survey?