Mother and daughter portrait in front of dormitory

Información resumida: Lo que los padres deben saber sobre la meningitis B

Obtenga más información sobre los diferentes tipos de meningitis, quienes tienen riesgo de contraerla y vacunas importantes para prevenirla

Created With Support

La Dra. Karen Bonnie hizo la revisión médica de este documento

  • La meningitis B es una enfermedad poco frecuente pero grave causada por la bacteria Neisseria meningitidis. La meningitis bacteriana es causada por cinco grupos de Neisseria meningitidis: A, B, C, W e Y.
  • La meningitis puede causar una infección de la cobertura protectora del cerebro y de la médula espinal o una infección de la sangre conocida como septicemia.
  • La bacteria que causa la meningitis B se esparce cuando un portador o una persona infectada entra en contacto con otra. Actividades cotidianas tales como toser, estornudar, dar besos, vivir en espacios cerrados y compartir bebidas y utensilios pueden esparcir esta bacteria.
  • Entre 2015 y 2018, más del 60% de casos de meningitis de personas entre 16 y 23 años fueron casos de meningitis B.
  • Los síntomas de la meningitis B pueden empezar con un dolor de cabeza grave, fiebre alta y rigidez de la nuca. Estos síntomas a menudo pueden confundirse con una gripe. Algunas personas padecen síntomas adicionales tales como náuseas o vómito, manos y pies fríos, respiración acelerada, una erupción púrpura oscura y agotamiento.
  • Los síntomas podrían progresar muy rápidamente y volverse fatales. Aunque la mayoría de personas se recuperan de la meningitis B, algunos casos podrían causar otras condiciones, tales como discapacidades permanentes, lesiones cerebrales, pérdida de extremidades y posiblemente la muerte.
  • Cualquier persona puede enfermarse de meningitis, pero los índices de la enfermedad son mayores durante la adolescencia, teniendo la mayor incidencia los adolescentes y adultos jóvenes de entre 16 y 23 años. Las personas que viven en espacios cerrados, tales como dormitorios universitarios o instalaciones militares, tienen un riesgo más alto puesto que comparten bebidas, utensilios, baños y otros espacios.
  • La protección más efectiva es la vacunación. Hay dos tipos de vacunas: una para los grupos A, C, W e Y, y otra para el grupo B. Aunque la mayoría de adolescentes han recibido vacunas en contra de las meningitis A, C, W e Y (recomendada para niños de entre 11 y 12 años con un refuerzo a los 16 años), la mayoría de adolescentes y jóvenes adultos no han recibido vacunas en contra de la meningitis B (recomendada para personas de entre 16 y 23 años). En 2020, siete de cada 10 adolescentes de 17 años en Estados Unidos no recibieron ninguna dosis de vacunas en contra de la meningitis B. Las vacunas de la meningitis B no estuvieron disponibles hasta los últimos meses de 2014.
  • Asegúrese de preguntar a su proveedor de servicios médicos sobre la vacuna de la meningitis B. Aunque las vacunas pueden no proteger a todos, es la mejor defensa en contra de esa enfermedad.

Este recurso se preparó con la asistencia de GSK.

You might be interested in