Healthy Women Image

Risa Kerslake, R.N.

Risa Kerslake is a registered nurse and freelance writer who lives in the Midwest, specializing in health, parenting and education topics. Her work has appeared in Women's World, Healthline, Parents, Discover, Sleep Foundation and Giddy, among others. She's a professional member of both the American Society of Journalists and Authors and the Association of Health Care Journalists. In addition to writing and helping people advocate for their own health, she's enthusiastic about crocheting and reading under the covers. You can find her at risakerslake.com.

Full Bio
Oftalmopatía tiroidea 101
iStock.com/Tunatura

Oftalmopatía tiroidea 101

Hasta 1 de cada 2 personas que tienen la enfermedad de Graves tiene síntomas de oftalmopatía tiroidea y es más frecuente en las mujeres

Conditions & Treatments

Raymond Douglas, M.D., Ph.D., de Cedars-Sinai hizo la revisión médica de este documento. La semana de concientización de la oftalmopatía tiroidea es la semana entre el 14 y el 20 de noviembre de 2022.

¿Qué es la oftalmopatía tiroidea (TED, por sus siglas en inglés)?

La oftalmopatía tiroidea o TED es un trastorno autoinmune que causa inflamación en los músculos oculares, los párpados, las glándulas lacrimales y los tejidos grasos atrás del ojo. TED también se conoce como oftalmopatía de Graves o enfermedad ocular de Graves. Esto se debe a que la TED ocurre más frecuentemente por la enfermedad de Graves, una condición autoinmune que hace que tu sistema inmunológico ataque el tejido saludable de tu glándula tiroidea, piel y ojos.

Si tienes la enfermedad de Graves, tienes mayor posibilidad de desarrollar la oftalmopatía tiroidea. Pero la TED es una enfermedad infrecuente y diferente a la enfermedad de Graves y requiere otro tratamiento. La enfermedad de Graves es la causa más frecuente de hipertiroidismo, condición que hace que tu cuerpo produzca demasiada hormona tiroidea. La TED también puede ocurrir con hipotiroidismo, condición que hace que tu cuerpo produzca niveles insuficientes de hormona tiroidea, pero esto es mucho menos frecuente. Cuando los niveles de la hormona tiroidea suben y bajan, los síntomas de la TED pueden empeorar. La oftalmopatía tiroidea es más común en las mujeres, pero frecuentemente es más grave en los hombres.

Fases de la oftalmopatía tiroidea

Hay dos fases de la TED: la activa (también llamada aguda) y la inactiva (también llamada crónica). La TED empieza con una fase activa en la cual comienzan a experimentarse síntomas repentinamente. Esta fase puede durar de 6 meses a 2 años. Durante la fase inactiva, la mayoría de síntomas tienden a mejorar, pero esto solo es temporal. Se pueden formar cicatrices de tejidos en el párpado y en el músculo ocular durante la fase inactiva.

¿Qué puede hacer que la TED empeore?

Algunos factores pueden desencadenar síntomas o causar brotes.

  • Fumar
  • Fluctuaciones hormonales, tales como durante el embarazo
  • Estrés
  • Cirugías o traumatismos oculares
  • Otras condiciones autoinmunes tales como diabetes tipo 1, lupus o artritis reumatoide
  • Uso de esteroides

¿Cuáles son los síntomas de la oftalmopatía tiroidea?

La TED es una enfermedad grave que puede empeorar con el tiempo. La mayoría de personas que tienen una condición tiroidea tal como la enfermedad de Graves empiezan a notar síntomas oculares durante los primeros 6 meses. Estos síntomas pueden incluir:

  • Ojos secos, con comezón o arenosos
  • Ojos llorosos o rojos
  • Dolor detrás del ojo
  • Piel hinchada alrededor de los ojos o hinchazón de los párpados
  • Vista doble
  • Ojos desalineados o que no funcionan en conjunto
  • Ojos abultados (proptosis o exoftalmia)
  • Sensibilidad a la luz

También podrían existir síntomas más graves tales como no poder mover bien los ojos o los párpados, no poder cerrar completamente los ojos o, en casos infrecuentes, la pérdida de la vista. Esto puede afectar la calidad de vida porque puede impactar tu capacidad para manejar, leer y trabajar, así como tú bienestar emocional.

¿Cómo se diagnostica la TED?

A veces, los HCP [Proveedores de servicios médicos] pueden diagnosticar TED en función exclusiva de los síntomas. Para obtener un diagnóstico de la oftalmopatía tiroidea, necesitarás una examinación física y ocular. También podría extraer sangre para revisar el estado de tu glándula tiroidea, además de pruebas de la vista y mediciones de los párpados.

Podrían requerirse visitas a más de un HCP para obtener un diagnóstico de TED. Puede que te refieran a un oftalmólogo, un doctor que se especializa en problemas oculares y de la vista, específicamente a algún especialista en oftalmopatías tiroideas con capacitación de avanzada y experiencia en el tratamiento de TED. También podría recomendarse una referencia a un endocrinólogo, un doctor que trata problemas hormonales, para manejar tu condición tiroidea.

A veces los síntomas de la TED, tales como ojos secos, rojos e irritados pueden confundirse con alergias. Indica todos tus síntomas y antecedentes médicos a tu HCP para que no haya retraso alguno en el diagnóstico.

Manejo de los síntomas de la oftalmopatía tiroidea

Aunque no se considera que las TED puedan curarse, existen tratamientos que podrían ser útiles para manejar tus síntomas. Entre más tiempo pase la TED sin tratamiento, habrá más probabilidades de que ocurran daños graves. Los tratamientos empiezan frecuentemente durante la fase aguda, pero también pueden ser útiles durante la fase crónica.

En casa, puedes usar compresas frías o gotas lubricantes oculares para proporcionar un poco de alivio a tus ojos secos o irritados. Gafas de sol pueden ser útiles para proteger tus ojos del sol y del viento. Trata de dormir con tu cabeza elevada para que eso ayude con la hinchazón y presión en tus ojos y en sectores aledaños.

Algunos medicamentos pueden ser útiles para la hinchazón de los ojos, tales como medicamentos esteroideos. También hay nuevas infusiones bajo prescripción que pueden ser útiles para aliviar los síntomas.

Si tus síntomas de TED son graves, tu HCP podría recomendar cirugías. Puede realizarse una descompresión orbitaria si tienes ojos abultados. Esta cirugía es útil para hacer que la órbita sea más grande para reducir la presión en tus ojos. También puede realizarse una cirugía de los párpados si éstos se han retraído demasiado. Esto es útil para que regresen a su posición normal.

Si piensas que podrías tener una oftalmopatía tiroidea, habla con tu HCP. Él puede trabajar contigo para preparar un plan de tratamiento que funcione para ti.

Este recurso se preparó con el apoyo de Horizon.

You might be interested in