Futura mamá sin gripe (“Flu-Free and a Mom-to-Be”): Actualización sobre la gripe estacional

woman with her hands on her pregnant stomachSi va a estar embarazada durante la temporada de otoño e invierno de 2009–2010, ¡felicitaciones! Este es un momento apasionante para usted. Su atención estará puesta principalmente en los cambios que irán ocurriendo en su cuerpo y en la alegría que tiene por delante, no en la inminente temporada de gripe. Sin embargo, con todas las noticias que se escuchan acerca de la gripe, es posible que esté preocupada por su salud, la de su bebé o por la de otros niños de corta edad.


Los expertos dicen que las mujeres embarazadas corren un riesgo más elevado de tener complicaciones asociadas con el nuevo virus de la gripe H1N1 ("gripe porcina"), de la misma manera que corren mayor riesgo de sufrir graves complicaciones asociadas con el virus de la gripe estacional, sin importar en qué trimestre del embarazo se encuentren. Estas complicaciones incluyen trabajo de parto prematuro y neumonía grave o incluso la muerte.

A continuación encontrará lo que necesita saber sobre la gripe H1N1 y la gripe estacional, para que pueda protegerse y proteger a su familia a medida que se aproxima la temporada de gripe 2009–2010:

  • Si está embarazada, vacúnese tanto contra el virus de la gripe estacional como contra el de la gripe H1N1. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC) de EE. UU., la mejor manera de protegerse contra la gripe es recibir la vacuna contra la gripe. Se considera segura para las mujeres embarazadas durante cualquier trimestre del embarazo. Los CDC han identificado a las mujeres embarazadas como un grupo con un alto riesgo de sufrir complicaciones asociadas con la gripe, por lo cual es importante que reciba tanto una vacuna contra la gripe estacional como una vacuna contra la gripe H1N1 para proteger su salud y la de su bebé.
  • Manténgase alerta a las noticias sobre la disponibilidad de vacuna para el virus de la gripe H1N1 en su zona. Los CDC recomiendan que las mujeres embarazadas y los niños se vacunen tanto contra la gripe H1N1 como contra la gripe estacional. Ya está disponible la vacuna contra la gripe estacional para la temporada de gripe 2009–2010.
  • Tenga en cuenta que los síntomas de la gripe H1N1 son parecidos, aunque no idénticos, a los de la gripe estacional. Los síntomas de la H1N1 son fiebre, goteo nasal, tos, dolor de garganta, dolores musculares, dolor de cabeza, dificultad para respirar, escalofríos y fatiga. La H1N1 difiere de la gripe estacional en que una cantidad significativa de las personas que la sufren también presentan diarrea y vómitos.
  • Si tiene síntomas de gripe, llame de inmediato a su proveedor de atención médica, quien determinará si necesita ser atendida. No trate de adivinar qué está causando sus síntomas. Pida orientación a su profesional de atención médica. Informe sin demora cualquiera de los siguientes síntomas: dificultad para respirar o respiración entrecortada, dolor u opresión en el pecho o en el abdomen, mareos repentinos, confusión, vómitos severos o persistentes, menor movimiento o falta total de movimiento del bebé, o fiebre elevada que no responde a la medicación recomendada por su profesional de atención médica.
  • Consulte acerca de las opciones de tratamiento para la gripe. Si su proveedor de atención médica decide que usted necesita tratamiento porque sospecha que está infectada con el virus H1N1, lo más probable es que le prescriba el medicamento antiviral oseltamivir (Tamiflu) dentro las 48 horas del momento en que sus síntomas aparezcan por primera vez. Según los CDC, el tratamiento con oseltamivir (Tamiflu) o zanamivir (Relenza) está recomendado para las mujeres embarazadas con gripe sospechada o confirmada. Ambos pueden recibirse durante cualquier trimestre del embarazo.
  • Continúe amamantando, aunque crea que tiene gripe H1N1 o gripe estacional. La leche materna contiene anticuerpos que ayudan a combatir infecciones como la gripe. Aún antes de que una mujer se dé cuenta de que tiene síntomas de gripe, su cuerpo comienza a producir anticuerpos contra la gripe, que se transmiten al bebé a través de la leche materna y lo protegen de enfermarse de gripe. En consecuencia, debe continuar amamantando a su bebé, aunque esté enferma de gripe. Sin embargo, es importante que tome todas las precauciones del caso para ayudar a su bebé a mantenerse sano. Por ejemplo, considere la posibilidad de extraer la leche materna con un extractor de leche y de pedirle a alguien que no esté enfermo que alimente al bebé con un biberón si usted tiene los siguientes síntomas de gripe: goteo nasal, dolor de garganta, tos o fiebre. Asimismo, para evitar que su bebé se infecte con el virus, trate de no estornudarle ni toserle en la cara, y lávese frecuentemente las manos con agua y jabón.
  • No confíe en las mascarillas de uso quirúrgico para prevenir la gripe. Los CDC no saben con certeza cuán efectivas son las mascarillas faciales en la prevención de la transmisión del virus de la gripe H1N1 o el de la gripe estacional. Por lo tanto, los CDC no recomiendan el uso de mascarillas faciales, salvo que usted esté cuidando a alguien con una enfermedad similar a la gripe o no pueda evitar ir a lugares muy concurridos donde sepa que el virus H1N1 está presente.
  • No acepte invitaciones a "fiestas de gripe porcina". Dado que no hay manera de predecir la gravedad de una infección por el virus de la gripe porcina (ahora o en el futuro), los CDC recomiendan no realizar fiestas de gripe porcina. Entonces, no se sienta tentada a participar en ninguna reunión organizada por alguien que tiene gripe porcina o que invita a alguien que tiene gripe porcina, con la esperanza de contagiarse el virus y adquirir inmunidad contra una infección futura.
  • Haga planes con anticipación. Si va a tener un bebé o su hijo(a) tendrá corta edad durante la próxima temporada de gripe, ahora es el momento de pensar en qué hará si la escuela o la guardería de su hijo(a) cierra durante un período prolongado debido a una epidemia de gripe porcina. Tampoco vendría mal que se aprovisionara de antiséptico para manos, pañuelos de papel, desinfectantes, jabones y cualquier otra cosa que pueda necesitar si se enferma, incluso alimentos. El hecho de estar preparada le ayudará a evitar tener que salir de compras y posiblemente diseminar el virus.
  • No entre en pánico a causa de la gripe porcina, pero tampoco la ignore. El virus H1N1, al igual que el de la gripe estacional, es una amenaza para su salud en esta época del año, y es motivo de preocupación especialmente para las mujeres embarazadas, que pueden correr el riesgo de tener complicaciones más graves a causa del virus. Para ayudar a reducir sus probabilidades de infectarse con el virus H1N1, los CDC recomiendan las siguientes medidas:
    • Cúbrase la nariz y la boca al toser o estornudar, y use un pañuelo de papel o la manga en lugar de las manos. Arroje el pañuelo a la basura luego de utilizarlo.
    • Lávese bien las manos con agua y jabón, de forma frecuente, o use un antiséptico para manos a base de alcohol.
    • Absténgase de tocarse los ojos, la nariz y la boca.
    • Evite el contacto cercano con personas que podrían estar enfermas con el virus H1N1.
    • Pídale a su profesional de atención médica que le informe sobre otras medidas específicas que usted debería tomar mientras está embarazada o cuidando niños de corta edad.
  • Si está embarazada y tiene síntomas de gripe, comuníquese con su profesional de atención médica de inmediato.

 

La campaña "Flu-Free and a Mom-to-Be" es una iniciativa conjunta de HealthyWomen y la Asociación de Enfermeros de Salud de la Mujer, Obstetricia y Neonatología (Association of Women’s Health, Obstetric and Neonatal Nurses). La campaña cuenta con el respaldo de CSL Biotherapies.

ADVERTISEMENT

Dealing With Rage During the Perimenopause Transition and Beyond

How to overcome mood changes and fight depression in perimenopause and menopause.

Menopause & Aging Well

If Obamacare Goes Away, Here Are Eight Ways Your Life Will be Affected

More than 20 million Americans will lose coverage if the Affordable Care Act is overturned — and that's just the beginning.

Access & Affordability

I Didn’t Know I Had an Eating Disorder

For 30 years I suffered from compulsive overeating, never realizing that food was my coping mechanism.

Real Women, Real Stories